Fototop

Gabriel Encinar

El enemigo

Haz click aquí para comprar el disco por descatalogado

Serpientes

Como dos serpientes
cada una envenenada
te atacan por la espalda
y te atacan por la cara,
la mirada puesta
en el corazón ajeno
con los dientes largos
cargaditos de veneno.

Ten cuidao con ellas
que no tienen compasión
te chupan la sangre
te comen el corazón.

Siempre al acecho
en los días soleados
discuten, pelean
desde púlpitos y estrados,
luego se cobijan
en inhóspitos parajes
donde crece el olvido
la traición y los ultrajes.

Ten cuidao con ellas
que venden hasta el amor
una vez al año
suelen cambiar de color.
Pero no me digas tú
que no las conoces
hablan todas siempre igual
con las mismas voces.

Trepan, se deslizan
capturando así a sus presas
son especialistas
en pillarlas por sorpresa,
usan la mentira
la promesa y el engaño,
parecen dos lobos
devorándose un rebaño.
Ten cuidao con ellas
que no tienen compasión
te chupan la sangre
te comen el corazón.

Suelen ser voraces
incapaces y ambiciosas
listas, egoístas
cobardes y peligrosas,
cada cuatro años
se disfrazan de gaviota
tienen mucho pico
y dos alas rotas.

Ten cuidao con ellas
no vayas a cometer
el tremendo error
de dejarte convencer.
Pero no me digas tú
que no las conoces
hablan todas siempre igual
con las mismas voces.

Licencia CC by-nc-nd